Horizon 2020
icm ingenieria fast track innovation horizonte 2020
Formación Oficial KNX
icm-ingenieria-centro-formacion-knx-oficial

Consejos ahorro energía en viviendas con caldera individual a gas

DALE LA VUELTA a tu CONTADOR

Una buena cultura en el uso y disfrute de la calefacción individual en tu casa puede obtener grandes ahorros energéticos y por ende económicos.
Aquí dejamos unos consejos que esperamos puedas seguir:

1. Realiza un contrato de mantenimiento en tu instalación.

El mantenimiento de tu caldera y tu instalación es vital para que tu caldera gaste lo necesario, ni más ni menos.
icm-ahorro-energetico-caldera-individual

  • Haz un contrato de mantenimiento adecuado, preferentemente con el Servicio Técnico Autorizado Oficial (SATO) de la marca de tu caldera. Si no lo tienes llama ahora mismo y encárgate de contratarlo sin falta.
  • Llama a tu técnico al menos al inicio de la temporada y al final de la misma. Realiza las operaciones de mantenimiento que establece el fabricante de la caldera así como el plan de mantenimiento que aconseja el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los edificios RITE.

Conseguirás ahorros mayores que los gastos que conlleva el contrato y además alargará la vida de tu instalación.

2. Déjate asesorar por un profesional.

Consulta con tu técnico acerca del tipo de caldera que tienes instalada y el rendimiento estacional de la misma ya que es más importante que el rendimiento instantáneo. En calderas antiguas no llega habitualmente al 70%.

Deberás interesarte por las nuevas tecnologías en calderas individuales, calderas de baja temperatura o condensación que tienen ahorros de 1 de cada 5 euros de los que ahora gastas.

Si crees que tu caldera tiene muchos años, debes plantearte su cambio inmediato, no esperes al próximo invierno.

Las calderas nuevas y en especial de condensación con sonda para compensación exterior tienen rendimientos estacionales del 95%.

Para una vivienda que tenga un gasto de 1200 euros/año una caldera de condensación se amortiza en apenas cinco años.

3. Regulación, control de caldera y termostato ambiente.

icm-termostato-ambiente
Comprueba el tipo de control que dispone su instalación. Si tienes un termostato de ruleta piensa que requiere atención contínua para optimizar la temperatura y gasto entre el período diurno y nocturno.

Te recomendamos la colocación o sustitución inmediata por un crono-termostato con programación.

Busca aparatos de marca reconocida en el mundo de la calefacción y que tenga control PID proporcional derivativo, optimizará aún más el consumo de tu caldera. Consulta a los instaladores y mantenedores autorizados ya que son profesionales de la calefacción, y evita comprar a la ligera, no todos los termostatos digitales programables son adecuados.

Comprueba la ubicación de tu termostato. Su ubicación óptima es en una pared enfrente de un radiador, a una altura de 1,5mts, donde se produzca una circulación de aire adecuada, donde NO le incida la radiación solar directamente y sin obstáculos que no dejen circular el aire correctamente tales como puertas, cortinas, etc.

Revisa las temperaturas de calefacción y agua caliente sanitaria en la caldera. Poner la temperatura de calefacción muy alta para que los radiadores “quemen” consume más energía sin ser esta útil para tu confort.

Controla bien la temperatura de confort y económico (día y noche), pequeñas variaciones de 1-2ºC suponen un 10% de gasto extra.

4. Coloca válvulas termostáticas en tus radiadores.

icm-valvula-termostatica
Normalmente controlas la temperatura de toda tu vivienda a través del termostato ambiente, siendo el único elemento para todas las estancias.

Un elemento sencillo para el control de temperaturas de las estancias es la válvula termostática de radiador. Es un elemento que controla la temperatura ambiente en la propia llave del radiador, que es fácilmente regulable mediante una escala con números que pueden ir desde 1 hasta 5.

Aprovecha antes de la próxima temporada de calefacción y sustituye las llaves de radiador en los dormitorios de tu vivienda. En el salón no suele ser necesario ya que suele ser el local donde va instalado el termostato ambiente.

5. No uses la calefacción 24 horas al día.

Hay muchos tópicos al respecto. Desde ICM te advertimos que no es cierto que una calefacción gaste menos por estar conectada todo el día.

No debes poner tu calefacción a la temperatura de confort en régimen contínuo 24 horas debido a que llegarás a saturar los aislamientos de tu vivienda dejando los mismos de aislar, que es para lo que se instalaron.

El régimen de funcionamiento ideal para tu calefacción es confort durante el horario de ocupación y uso diurno calentando las paredes, muebles, suelos, techos, ventanas, puertas, etc que después regresarán el calor acumulado al ambiente.

6. No obstaculices los radiadores.

ahorra-calefaccion-radiador-libre-obstaculos
Los radiadores funcionan por convección. El aire frío cae por densidad al suelo y al entrar en contacto con la superficie caliente del radiador rápidamente sube hacia el techo del local calefactado.

Este fenómeno se conoce como convección y genera una circulación natural del aire a través del radiador.

Debes evitar por tanto usar los radiadores como tendedero o taparlos con cortinas, muebles, etc. ya que la eficiencia de la calefacción disminuye hasta un 25% y para conseguir la temperatura de confort necesitas el equivalente en combustible.

7. Purga y revisa la instalación al comienzo de la temporada.

Cuando comience la temporada llama a tu técnico y procura purgar correctamente los radiadores, sobre todo los que no calienten uniformemente y hagan ruido.

Bastará con abrir los tornillos de purga con un destornillador o moneda y un vaso o recipiente.

Si tienes que rellenar de agua habitualmente deberás comprobar el estado del vaso de expansión y de la válvula de seguridad, pueden estar desajustados o en mal estado.

8. Cierra persianas y cortinas por la noche.

Al anochecer es conveniente bajar persianas y correr las cortinas porque realizan un efecto de capa aislante que puede llegar a ahorrar hasta un 5%, haciendo que el calor almacenado en paredes y muebles durante el día sea devuelto a la vivienda a lo largo de la noche.

9. Revisa puertas, ventanas y cerramientos.

Las puertas, ventanas y cajas de persiana de tu vivienda son los puntos críticos que generan hasta el 30% de las pérdidas por transmisión e infiltración.
Deberás revisar las juntas de estanqueidad y el sellado de las mismas cada temporada; te ayudará a disminuir el consumo o en su caso a no aumentarlo.

10. Recuerda.

Si con todos estos consejos no te has quedado helado, sírvanos decirte que puedes gastar menos de la mitad de energía si haces todo lo que te proponemos.

Y si tu bolsillo no puede cambiar las ventanas o aislar muros y techos, haz el resto de acciones porque están en juego dos de cada cinco euros de los que ahora gastas en la calefacción y agua caliente sanitaria de tu casa.

ICM ahorra….. la energía más barata es la que no se consume

Te gusta? Comparte en tus redes sociales.
Oficinas ICM

icm-ingenieria-sede-madrid-2016

icm-ingenieria-sede-logroño-la-rioja

Dossier ICM 2015
portada dossier icm ingenieria
Redes Sociales ICM
ICM en facebookICM en youtubeICM en twitterICM en rss