Ahorro energético en la iluminación en comunidades de vecinos

/, Articulos/Ahorro energético en la iluminación en comunidades de vecinos

Ahorro energético en la iluminación en comunidades de vecinos

AHORRA YA en la ILUMINACIÓN de tu COMUNIDAD

Cada vez estamos más concienciados con el ahorro energético en nuestras casas, cada vez nos preocupamos más por el ahorro energético instalando lámparas de bajo consumo, crono-termostatos, electrodomésticos clase A y demás medidas que nos ayudan a reducir tanto la factura a fin de mes como las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Todo esto está muy bien pero…
Si nos preocupamos tanto por reducir gastos en el interior de nuestra vivienda, ¿por qué no hacemos lo mismo en nuestra comunidad de vecinos?

La mayoría de los alumbrados en las comunidades de vecinos son un derroche constante de energía, por no decir los equipos de extracción de garajes o equipos eléctricos en las salas de calderas centralizadas.

Consiguiendo un equilibrio lógico entre inversión y eficiencia energética se puede conseguir un ahorro considerable con un tiempo de amortización entre 2 y 4 años, a veces la mejor solución no implica el cambio radical y total de nuestras fuentes de luz, por eso hay que estudiar cada punto de consumo.
Para el análisis hay que tener en cuenta diferentes factores tales como:

  • Horas de funcionamiento.
  • Dispositivos de encendido.
  • Lámpara adecuada a la zona a iluminar.

La solución para estos derroches de energía pasa por asesorarnos por técnicos que nos indiquen qué puntos de consumo son los que producen el aumento de nuestra factura cada mes y cuáles de estos pueden solucionarse con una sencilla sustitución con una rápida amortización, es hora de dejar de tirar el dinero por la ventana y cuidar de las zonas comunes de nuestra comunidad de vecinos igual que lo hacemos dentro de nuestra propia casa.

Aquí se muestra un ejemplo de ahorro rápido en una única lámpara sustituida en un portal cualquiera de una comunidad de vecinos:

icm-ahorra-iluminacion-comunidad-vecinos-downlight

– Si cambiamos una luminaria con lámpara incandescente tipo PAR-30 de 100 W muy habitual por una luminaria con lámpara de bajo consumo de 26 W, el coste puede ascender a unos 50 €, a razón de una utilización de 5 horas al día durante el año con un coste de la energía de 0,15 KWH el consumo en € de la PAR-30 de 100 W asciende a 27,40 € frente a la de bajo consumo de 26 W el cual asciende a 7,15 € al año.

– A este ahorro hay que sumar también los costes de mantenimiento que ahorraríamos con el cambio. La lámpara propuesta de bajo consumo de 26W tiene una duración de 20.000 horas frente a la vieja lámpara que ronda las 1.000 horas.

– En conclusión la amortización del cambio es de 25 meses, apenas dos años.

Los números hablan y una buena inversión es la que tiene una mejor amortización para la cual es de aconsejable y necesario el asesoramiento de técnicos especializados.

 

Alfredo Cruz para ICM ahorra

Te gusta? Comparte en tus redes sociales.
Por | 2011-09-02T13:59:56+00:00 septiembre 2nd, 2011|Actualidad, Articulos|Sin comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies